Aceite de Coco | ¿Grasas Saturadas Saludables?

Descubre los beneficios de este alimento, que tiene una composición única de ácidos grasos y un efecto saludable tanto para el organismo como para el cabello y la piel.

Aunque hoy en día existe una actitud de rechazo hacia los ácidos grasos saturados, los del aceite de coco no son los de cadena larga, de los que leemos que son peligrosos para nuestro sistema circulatorio. En realidad son grasas de cadena media, lo cual significa que se usan como fuente de energía rápida o se transforman en cuerpos cetónicos.

Se compone de ácido laúrico (60%), mirístico (16%) y palmítico (6,6%), vitaminas B, E, proteínas, minerales y otras grasas mono (5,8%) y poliinsaturadas (1,8%). Esta composición nos ofrece una serie de beneficios muy grande, sin embargo, es preciso indicar que lo ideal es adquirir aceite de coco virgen extra y ecológico, que asegura la conservación de sus propiedades tras el proceso de elaboración.

Beneficios para el ORGANISMO

Se ajusta a tu dieta de adelgazamiento

Debido a su capacidad de producir sensación de saciedad, gracias a la formación de cuerpos cetónicos. Por otro lado, si se desea perder peso hay que indicar que para incluir el aceite de coco a nuestra dieta es necesario deshacernos de otros alimentos calóricos, ya que éste tiene aproximadamente 115 kcal por cada 15g.

Reduce el colesterol

Estudios recientes nos dicen que los antioxidantes del aceite de coco producen un aumento de colesterol bueno (HDL) mientras que reducen el malo (LDL), de forma que protege la salud cardíaca.

Favorece la actividad cerebral en pacientes con Alzheimer

Los cuerpos cetónicos del aceite de coco proporcionan al cerebro la energía que necesita. Diversos estudios están obteniendo resultados positivos como medida terapéutica en relación a los ácidos grasos de cadena media.

Actúa contra agentes patógenos

El 50% del aceite de coco es ácido láurico, principal responsable de su efecto antibacteriano, antifúngico y antivírico.

Beneficios para la PIEL

Hidrata tu piel

Sus propiedades del coco hacen que funcione como exfoliante para el cuerpo y el rostro, ya que te deja la piel húmeda, suave y rejuvenecida, además de tener una gran capacidad para limpiarla de células muertas.

Antiacné y antiinflamatorio

El aceite láurico es un buen aliado contra las bacterias que producen el acné. Además, ayuda a reparar cicatrices y heridas en la piel.

Desmaquillante

Es ideal para eliminar los excesos de mascarillas u otras sustancias para el rostro y los párpados, a través del uso de un algodón con aceite de coco.

Antiestrías

Perfecto para complementar con tu dieta de adelgazamiento. El aceite es muy eficaz para prevenir la aparición de estrías en senos, abdomen, brazos o glúteos.

Mejora el aspecto de los labios

Ayuda a mantenerlos hidratados cuando se secan o se agrietan.

Mantiene el Ph neutro de la piel

Eliminar la grasa y el sebo, además de poder ser usado como protector solar natural.

Beneficios para el CABELLO

Reparador y revitalizante

Protege y nutre en profundidad el pelo contra la sequedad del cuero cabelludo, obteniendo un resultado brillante y con un aroma agradable. De hecho, el coco se encuentra presente en multitud de champús y mascarillas capilares.

Mascarilla prelavado

Previene el daño provocado por agentes externos así como la pérdida de proteína capilar por envejecimiento.

Acondicionador

Indicado específicamente para cabello grueso y seco.

Por tanto, podemos comprobar que no siempre es necesario comprar cosméticos para cuidar nuestro cuerpo. En este caso, podemos utilizar el aceite de coco, un producto 100% natural, para obtener muchos beneficios para la salud.